The Our Family Wizard Blog

The Importance of Family

Share

4 Consejos Para Ayudar a Sus Hijos a Dormir Durante La Separación

Tips to help your child get a good night's sleep during a difficult separation or divorce.

Una separación o divorcio trae muchos cambios en una familia, y demasiados cambios repentinos pueden ser agotadores. Mientras que usted puede quedarse rendido/a en la cama después de un largo día, puede haber notado que sus hijos tiene más dificultad conseguir dormir. No está fuera de lo común que los niños tengan problemas para dormir durante toda la noche. De hecho, 20-30% de los niños en edad escolar enfrentan estos problemas con ansiedad citada como la causa. Así como una separación o divorcio puede a menudo agitar muchos sentimientos en un niño incluyendo la ansiedad, es importante que los padres consideren formas positivas para ayudar a sus hijos a través de emociones difíciles y ayudarles a volver a dormir durante la noche. Aquí hay 4 consejos para ayudar a sus hijos a dormir durante una separación. 

Busque una solución duradera

Cuando los niños no pueden dormir, es posible que caminen hasta la cama de sus padres y preguntar si está bien dormir junto con ellos. Usted quizá ya sabe que dejar que sus hijos duerman con usted puede ayudarles a volver a dormir, sin embargo no siempre es la ruta que usted quiere tomar. Dejar que sus hijos duerman en su cama todas las noches podría resultar más difíciles para que ellos puedan dormir por su propia cuenta a largo plazo. Así que busque diferentes maneras de ofrecer a sus hijos la comodidad que necesitan para volver a dormir. Luces de noche, música suave y atrapasueños son algunos pequeños elementos que pueden tener un impacto significativo en ayudar a sus hijos a sentirse cómodos en su propio espacio. Un pequeño juguete o peluche que puedan llevar consigo entre sus casas también puede ofrecer esa comodidad que necesitan al intentar dormir en cualquiera de sus camas.

Mantenga una rutina

Construya una rutina que sus hijos puedan contar con después de un largo día. Ayude a sus hijos a prepararse para la cama incluso antes de que pongan su cabeza sobre la almohada manteniendo las cosas tranquilas y recogidas en su casa como parte de la estructura de la noche. Ya sea que usted lea historias, vea videos, o platique sobre su día, mantenga la rutina de la hora de acostarse predecible en su hogar. Hasta podría considerar una llamada telefónica o videollamada breve a la hora de acostarse con el otro padre que se encuentre ausente de modo que sus niños tengan la oportunidad de decir buenas noches a ambos padres. Incluso si la rutina difiere ligeramente en la casa de el otro padre, sigue siendo importante que sus hijos puedan contar con usted en este tiempo antes de acostarse. 

Mantenga la conversación en marcha 

Su reciente separación o divorcio puede estar causando que sus hijos sientan un exceso de emociones. Aun así, otras cosas que están ocurriendo en sus vidas pueden crear malestar en ellos, así como las preocupaciones sobre las asignaciones de la escuela o las angustias sobre los amigos. Hable con sus hijos acerca de todas las cosas que están pasando en sus vidas. Deje que le hablen abiertamente sobre lo que están sintiendo, incluso si algo de eso le molesta. Ofrezca tranquilidad a sus hijos, particularmente cuando se trata de asuntos familiares. Déjelos saber que usted y su otro padre los aman sin importar qué, y aunque existan muchos cambios que estén sucediendo, ustedes estarán allí para ellos y las cosas mejorarán. Por igual, haga su mejor esfuerzo para tratar ansiedades externas. Usted una vez también fue niño/a, así que si puede contarle a sus hijos acerca de una época en la que se enfrentó a un problema similar a lo que están pasando y cómo consiguió atravesar esa situación. Puede traer tranquilidad a ellos saber que usted fue capaz de superar lo que ellos están enfrentado ahora. 

Hable con el otro padre de familia. 

Mantenga un diálogo abierto con el otro padre de familia sobre los hábitos de dormir de sus hijos en cada uno de sus hogares. Llegar a un acuerdo sobre las rutinas de acostarse y tiempos de dormir es significante, pero puede encontrarse con desacuerdos en algunos puntos. Concéntrese en lo que usted puede controlar, lo que significa mantener la rutina que ha establecido en su propio hogar. Si surgen inquietudes acerca de los hábitos de dormir de sus hijos, hable con un profesional de salud familiar o de derecho de familia que puedan ayudarle a encontrar una solución de trabajo para este asunto.

Incluso si no está de acuerdo en todos los asuntos concernientes a los hábitos de dormir de sus hijos, comparta lo que ha observado con el otro padre de familia. Trate de mantener un diario sobre el horario de dormir de sus hijos, anotando cosas cómo cuánto tiempo les tomó quedarse dormidos y que tal fue la rutina de acostarse. Comparta estas notas con el otro padre de familia y así ellos pueden tener una idea de cómo han estado sus hijos en las noches que han estado con usted. Esto puede ayudar para que el otro padre de familia mantenga la rutina de dormir de sus hijos en las noches que ellos trascienden a su hogar.

Ayudar a sus hijos a volver a dormir bien en medio de una separación o divorcio puede ser un reto.  Siga las estrategias que pueden ayudar a sus hijos a dormir bien por su propia cuenta y haga todo lo posible para evitar demasiados contratiempos.