Custodia 50/50: ¿Cómo se ve esto?

Father and son do homework together.

Al pasar por un divorcio, una de las preguntas más importantes que los padres deben responder es: cómo manejarán la custodia física de sus hijos? Para un repaso rápido de los diferentes tipos de custodia de niños, la custodia física se refiere a con quién vivirá el niño y cual es el horario de crianza que se seguirá. Esto es diferente a la custodia legal, que determina quién será responsable de tomar decisiones importantes sobre la educación del niño, como su atención médica o educación religiosa. 

Si usted y su compañero/a de crianza han decidido tener tener custodia física compartida o conjunta, aún deberán trabajar juntos para determinar qué programa de crianza se puede adaptar mejor a su familia. Los horarios 50/50 son una de las formas más comunes de custodia física conjunta, pero los padres no deben ajustarse a este acuerdo sin antes pensar detalladamente acerca de si funcionará para su situación. 

¿Qué preguntar antes de decidir la custodia 50/50?

Para muchas familias, es prioridad que los niños tengan relaciones solidas y saludables com ambos padres, especialmente, después de un divorcio. Algunos pueden pensar que dividir su tiempo de crianza en 50/50 es la forma más sencilla de lograr este objetivo. Sin embargo, para que sea el mejor acuerdo de custodia para sus hijos, los padres deben poder comprometerse con los detalles de un programa de custodia de 50/50. 

La distancia entre los padres

Dependiendo en el horario que elijan, la custodia de 50/50 puede requerir intercambios frecuentes entre los progenitores. Si los padres de familia viven a unas pocas cuadras o en los mismos vecindarios, no será un problema añadir esos incrementos de intercambios. Pero si una distancia significativa separa a los padres, incorporar múltiples intercambios por semana puede no ser ideal. 

Comunicación

Para los horarios de custodia 50/50 que requieren intercambios más frecuentes, la comunicación debe ser puntual y el conflicto debe ser contenido. Los atascos de tráfico pasan, las reuniones se pueden alargar, y si los padres no pueden comunicarse productivamente y civilmente entre ellos, estos obstáculos en el camino pueden convertirse en problemas mayores. Si usted y su compañero/a de crianza tienen dificultades para mantener una comunicación pacífica, elija un horario de 50/50 con un número mínimo de intercambios o considere elegir una división diferente en el tiempo de crianza. 

Horarios de trabajo y actividades

Los horarios de trabajo de usted y su compañero/a de crianza serán importantes para determinar si ciertos programas de custodia 50/50 son posibles o no. Sin embargo no solo son los horarios de trabajo que tienen un impacto, la actividad y los horarios extracurriculares de sus hijos también deben tenerse en cuenta al formar el tiempo de crianza. 

Horarios de custodia comunes 50/50

No todos los horarios de custodia 50/50 son iguales. Cada uno tiene sus ventajas y desventajas, así que piense en sus propias necesidades de horarios al determinar qué patrón repetitivo se adapta mejor a su situación. Para ayudarle a comenzar, aquí hay 5 de las plantillas de horarios de custodia 50/50 más comunes que puede considerar. Para facilitar la explicación, nos referiremos a los padres como Padre A y Padre B.


 

Plantilla #1: Semanas alternas

Semanas alternas

Horarios de crianza para semanas alternas en el calendario de OFW

Las semanas alternas son uno de los horarios de crianza 50/50 más simples en la custodia de los niños. En este patrón, se pasa una semana con el Padre A mientras que la siguiente semana se pasa con el Padre B. Esto mantiene los intercambios de crianza a un mínimo absoluto mientras que al mismo tiempo permite que ambos padres tengan relaciones sólidas con sus hijos. 

Este horario es el más adecuado para niños mayores que están en mejores condiciones para manejar períodos prolongados de tiempo sin ver a uno de sus padres. Para los niños más pequeños, tener que esperar una semana completa antes de ver a su otro padre a veces puede ser un intermedio de tiempo demasiado largo. 


 

Plantilla # 2: Semanas alternas con una noche en medio de la semana

Semanas alternas con una noche en medio de la semana

Alternando semanas con una noche a mitad de semana en el calendario de OFW

Para los padres que desean tener un horario simple pero no desean pasar una semana entera sin ver a sus hijos, alternar las semanas con una noche a mitad de semana puede ser un compromiso agradable. Para este horario, los padres pueden incluir una sola noche de tiempo de crianza a mitad de semana en su horario. Este intercambio de mitad de semana puede que no sea demasiado adecuado para padres que viven a largas distancias entre sí. También los niños pueden tener dificultades instalándoselo, al tener solo una noche con uno de sus padres a mitad de semana. 


 

Plantilla #3: 2-2-3 

Horario de crianza repetitivo: 2-2-3

Horario de crianza repetitivo: 2-2-3 en en calendario de OFW

En un horario de crianza 2-2-3, los niños pasan dos noches con el Padre A, dos noches con el padre B, y luego tres noches con el Padre A. Después el programa sigue con lo contrario: dos noches con el Padre B, dos noches con el Padre A y luego tres noches con el Padre B. 

Este horario puede ser ideal para familias con niños pequeños porque permite un contacto más frecuente entre los padres y sus hijos. Sin embargo, esta frecuencia viene con un aumento en los intercambios que los padres deben tener en cuenta. El patrón de 2-2-3 puede ser consistente, pero semana a semana los padres alternarán los días que tienen sus hijos. Cuando no se sabe de inmediato quién estará con los niños en un lunes dado puede hacer las cosas un poco más complicadas, especialmente para horarios ocupados con numerosas actividades y otros eventos.


 

Plantilla #4: 3-3-4-4

Horario de crianza repetitivo: 3-3-4-4

Horario de crianza repetitivo: 3-3-4-4 en el calendario de OFW

Los horarios 3-3-4-4 permiten el contacto frecuente entre padres e hijos mientras proporcionan una mayor estabilidad semana a semana. Por ejemplo, si el horario comienza en un domingo, el Padre A siempre tendrá los días domingo a martes. Y el Padre B siempre tendrá de miércoles a viernes. El único día que alterna entre padres es el sábado. Esto puede simplificar la programación ya que los padres saben de inmediato si una fecha futura cae en el tiempo de crianza de ellos o de el otro padre. 


 

Plantilla # 5: 2-2-5-5

Horario de crianza repetitivo: 2-2-5-5

Horario de crianza repetitivo: 2-2-5-5  en el calendario de OFW

Los horarios 2-2-5-5 son similares a los horarios 3-3-4-4 en el sentido de que mantienen una mayor consistencia semana a semana. Por ejemplo, si el horario comienza un domingo, los únicos días que alternan entre padres son de jueves a sábado. El Padre A siempre tendrá domingo y lunes, mientras que el Padre B siempre tendrá martes y miércoles. Los horarios que proporcionan este tipo de consistencia también pueden ser más fáciles para los niños, ya que es más fácil que ellos entiendan cuándo estarán con cualquiera de los padres. 

Una vez que haya elegido su horario

Cualquiera que sea el horario de crianza que haya elegido, asegúrese de documentarlo en su plan de crianza y regístrelo usando un calendario compartido entre usted y el otro padre de sus hijos. También es importante recordar que el horario que funciona para usted hoy puede que no sea la mejor solución en un futuro a medida que crecen sus hijos. No tenga miedo de re-evaluar periódicamente sus necesidades de horarios y trabaje con su compañero de crianza para mantener una agenda ideal para su familia.