3 cosas que quizá no sabe sobre la crianza paralela

Learn more about parallel parenting to see if it's the right fit for your family.

Si alguna vez ha tenido dificultades con su comunicación sobre la crianza de sus hijos después del divorcio, sabe que no existe una solución única para todos. Historias diferentes, estrategias de crianza, personalidades y necesidades de los niños, todo esto significa que ninguna solución será universal para cada familia que ha experimentado un divorcio o separación. Algunos padres encontrarán que alterar la forma en que se comunican después de su divorcio es innecesario para que funcione su nueva estructura familiar. Para otros, sus necesidades de comunicación, y por lo tanto sus estrategias, cambiarán extensamente.

Si su situación es más similar a la última, ya debe saber que para hacer que el trabajo compartido funcione, usted y su compañero de crianza tendrían que hacer algunos ajustes grandes y serios a la forma en que se comunican. Muchos padres que ya no pueden confiar en los métodos tradicionales de comunicación debido al conflicto en su crianza compartida pueden encuentran el éxito con una estrategia de crianza conocida como "Crianza paralela". Este sistema permite a los padres desvincularse unos de otros mientras desempeñan un papel activo en la vida de sus hijos.

El conflicto en la crianza compartida es una realidad desafortunada para muchos padres divorciados o separados, sin embargo, buscar soluciones únicas que mitiguen los efectos de ese conflicto puede sentirse como una gran decision que tomar. Entonces, si está considerando en seguir una crianza paralela pero no está seguro/a de si podría ser la opción más adecuada para su situación, aquí hay 3 cosas que tal vez no conozca sobre esta solución única.

No tiene que ser permanente.

Si su divorcio fue particularmente muy controversial, la crianza compartida inmediatamente después de su separación puede ser mucho pedir. En estas situaciones, la crianza paralela puede ser una buena estrategia de transición para facilitar el camino hacia la crianza compartida en un momento más adelante, cuando las emociones no sean tan altas. Sus hijos también estarán en su estado más vulnerable inmediatamente después de su separación. Hacer un esfuerzo adicional para asegurarse de que no se vean obligados a lidiar con el estrés adicional del conflicto de crianza compartida será de gran beneficio.

Comenzar una crianza paralela puede ser intimidante, ya que requiere un trabajo extra. Para que siga funcionando sin problemas, necesitará un plan de crianza profundamente desarrollado. Dicho esto, al crear un acuerdo de cuido alrededor de la crianza paralela podría dejar a cualquier persona sintiéndose abrumada, como si se tratara de una solución permanente. Recuerde que a medida que usted y su compañero/a de crianza coinciden en un ritmo normal criando a los niños después del divorcio, podría volver a evaluar si ciertos aspectos de su plan basados en la crianza paralela siguen siendo necesarios más tarde.

La comunicación asincrónica mitiga el conflicto por una razón.

La comunicación asincrónica permite que los padres se comuniquen a su propio ritmo, sin el intercambio inmediato como la de una conversación cara a cara. Puede abarcar cualquier método mediante el cual los mensajes no se envían ni se responden al mismo tiempo. Por ejemplo, una llamada telefónica no se consideraría asincrónica, pero sí un mensaje de correo electrónico. Este método compone la mayor parte de la comunicación en la crianza paralela, ya que los padres generalmente hablan de sus hijos exclusivamente a través de medios electrónicos, tal como en aplicaciones como OurFamilyWizard.

A diferencia de las llamadas telefónicas o las conversaciones en persona, la comunicación asincrónica puede ser útil para desactivar el conflicto. Cuando las emociones se están agotando, las respuestas inmediatas que demandan la comunicación en tiempo real son contraproducentes para reducir el conflicto. Los padres no pueden tomarse su tiempo para elaborar respuestas que estén separadas de las emociones fuertes que puedan sentir en el momento.

La comunicación asincrónica, por otro lado, permite que los padres tomen el tiempo necesario para controlar su comunicación más afondo. Las reacciones en tiempo real pueden no siempre ser las más efectivas o apropiadas. En lugar de depender en su propia capacidad para controlar sus emociones durante una llamada telefónica o una conversación en persona, la crianza paralela y la comunicación asincrónica le brindan a usted y a su compañero/a de crianza una mejor oportunidad de responder con calma, mientras mantienen la comunicación oportuna.

La crianza paralela pone el énfasis nuevamente en los niños.

El conflicto entre padres y madres es raramente para el servicio de los niños. Y mientras muchos padres se preocupan por el efecto que su divorcio tendrá en sus hijos, a veces puede ser difícil vencer el conflicto a pesar de que hacerlo es lo mejor para toda la familia.

Sin embargo, las consecuencias negativas del divorcio y la separación pueden mitigarse mucho si los niños continúan teniendo relaciones positivas con cada padre, y protegerlos del conflicto que existe entre los padres es un paso necesario para lograr ese objetivo. La crianza paralela puede parecer extrema, pero es una solución eficiente para volver a centrar la atención en la salud y la felicidad de sus hijos. En lugar de que el conflicto defina la comunicación, cuando las energías de los padres continuamente son consumidas por el control de daños cotidianos, la crianza paralela libera a los padres de luchas de poder que pueden distraerlos de conectarse con sus hijos.  

Los padres son capaces, desafortunadamente pasan por estigmas al buscar formas no tradicionales de comunicación, enfrentando comentarios inservibles que juzgan su comunicación como un fracaso al hablar sobre sus hijos "como adultos".

A pesar de ese estigma, los padres que adoptan sistemas como la crianza paralela se van más allá para encontrar soluciones al conflicto de su crianza compartida. Aunque la crianza paralela puede requerir un esfuerzo adicional, el tiempo dedicado preparándose para una relación de crianza compartida libre de conflictos valdrá la pena. La crianza paralela no será la adecuada para cada familia. Pero si usted y su compañero/a de crianza están luchando contra el conflicto después de su divorcio, puede ser la solución que necesitan para criar a sus hijos en un ambiente feliz y saludable.