Ayudando a sus hijos a expresar sus sentimientos

Considere estos consejos para ayudar a sus hijos a expresar sus sentimientos.

Tener una charla con sus hijos acerca de sus pensamientos y sentimientos puede ser una experiencia muy gratificante, pero a veces también puede ser un asunto cargado y frustrante. Para algunos niños, se necesitará todo el esfuerzo posible de los padres para sacar frases completas de ellos. Otras veces, puede parecer que los dos están teniendo conversaciones completamente diferentes. No obstante, si sus hijos eran abierto con sus sentimientos alguna vez con usted, las grandes transiciones como la pubertad o incluso un cambio de familia como lo es el divorcio puede causar que eso termine. Si usted tiene problemas para comunicarse con sus hijos después de su divorcio, las conversaciones difíciles que están teniendo pueden comenzar a oscurecer las otras veces cuando se conectan con éxito entre sí. Antes de que esto ocurra, considere estos consejos para ayudar a sus hijos a expresar sus sentimientos.

Preescolares y Comunicación Emocional

Puede parecer imposible explicar adecuadamente situaciones difíciles, especialmente cuando sus hijos son más jóvenes. Es posible que sus hijos tengan preguntas y preocupaciones sobre temas más maduros, como su separación o conflicto en general, sin embargo no pueden expresar sus preocupaciones verbalmente porque no tienen el vocabulario correcto para comunicar sus sentimientos. En su lugar, con frecuencia pueden actuar físicamente por sentimientos de vergüenza, frustración, tristeza o enojo. Con los niños pequeños, los padres pueden proporcionar el marco necesario para sus hijos mediante el suministro de palabras apropiadas a su edad para los sentimientos más complejos.

Los niños están constantemente en el proceso de aprender a cómo formar pensamientos más complicados para compartir sentimientos, especialmente los niños en edad preescolar. Al proporcionar las palabras para diferentes emociones, les está dando las herramientas que necesitan para expresar mejor sus necesidades emocionales a medida que crecen. También considere tomar un tiempo para explicar sus propias emociones en términos más simples, particularmente cuando sus hijos noten su frustración o enojo. Al hablar de sus propias emociones, usted estará haciendo un doble deber, proporcionando un nuevo vocabulario para sus propias expresiones y también mostrando que hablar de sus sentimientos es un tema normal y muy bien recibido en la conversación. 

Niños en edad escolar y emociones complejas

Con los niños mayores, lo más probable es que tengan una comprensión más firme de la causa y el efecto y no requieren que haga preguntas tendenciosas para ayudarlos a expresar sus sentimientos. En lugar de las preguntas generales que usted pudo haber pedido a su preschooler, intente chispear la conversación con sus hijos sobre los detalles específicos cuando se trata de sus pensamientos y sentimientos. Escuche atentamente sus respuestas y pida que le mantengan informado(a). Sus hijos pueden ser aún jóvenes, mas sin embargo tratarlos con madures durante la conversación puede proporcionarles la confianza para que compartan más.

A medida que los niños crecen, también se vuelven más críticos con los comportamientos de sus padres. Pueden desarrollar un temor exagerado de los errores o posiciones inconsecuentes que sus padres pueden tomar de vez en cuando. Cuando se equivoque en cuanto cómo muestra sus emociones o se comunica con los demás, establezca un punto pidiendo disculpas a sus hijos por involucrarse en una mala comunicación. Los errores ocurren, especialmente cuando se trata de nuestro vocabulario y cómo interactuamos con los demás. Humildemente reconociendo esos errores puede reforzar la educación de sus hijos sobre cómo afrontar y hacer enmiendas por sus propios errores de comunicación en el futuro.  

No importa la edad de sus hijos, al comunicarse acerca de las emociones y pensamientos más complejos, es importante que en primer lugar sean positivos acerca de la confianza de sus hijos. A veces, puede ser difícil manejar las emociones que sus hijos expresan, pero es importante que los padres resalten que compartir sus sentimientos de manera apropiada es favorable, incluso cuando sea difícil. Sin embargo, discutir los diferentes tipos de emociones no tiene que llegar solamente de los padres. Exponerlos a diferentes tipos de medios apropiados a su edad que señalen las diversas formas de tratar las emociones pueden ayudar mucho a sus hijos a aprender más sobre cómo maniobrar las relaciones interpersonales a medida que crecen. Discutir las emociones con sus hijos, tanto como sumergirlos en representaciones saludables de cómo las personas reaccionan a situaciones diferentes, les dará un marco sólido para procesar sus propios sentimientos hasta la edad adulta.