The Our Family Wizard Blog

The Importance of Family

Share

Permitiendo que las celebraciones conecten dos hogares

Al celebrar logros de metas y objetivos, a menudo recurrimos a la familia para compartir nuestra alegría.

Al celebrar logros de metas y objetivos, a menudo recurrimos a la familia para compartir nuestra alegría. Celebrar los logros de su hijo/a como familia después de un divorcio o separación puede a veces sentirse forzado, ya que a menudo vuelve a unir a los padres ya separados cuando las tensiones aún están elevadas.

Puede que no sea realista esperar que las celebraciones como las numerosas graduaciones, conciertos y ceremonias religiosas, se sientan exactamente como solían sentirse, especialmente si ocurren poco después de un divorcio. Incluso las celebraciones más pequeñas en los logros cotidianos como mejoras en las tarjetas de calificaciones, un magistral huevo estrellado o una pintura de dedos perfectamente esparcida a menudo estarán contenidas en un solo hogar, que se disfruta únicamente por uno de los padres e incapaz de hacer el recorrido entre dos hogares.

Las celebraciones de todos los ámbitos son esenciales para las conexiones familiares, especialmente si los niños viven en dos hogares. Si está buscando maneras de invitar a que la celebración regrese a su rutina después del divorcio, aquí hay 3 cosas que debe considerar.

Celebraciones, grandes y pequeñas

Cuando pensamos en las celebraciones, muchos de nosotros pensamos en los objetivos más trascendentales de la vida. Marcar los logros importantes con fiestas y reuniones siempre tendrán un lugar en las historia familiar, pero a menudo no damos importancia a los momentos más pequeños de celebración en los que participamos a diario. A medida que los niños crecen, los logros llegan de todos los tamaños. Como padres, serán parte de los logros privados que no están en exhibición hacia el público. Perfeccionar una pieza de piano, hornear su primer ración de galletas sin quemarlas, y otros logros discretos se pueden celebrar con un cálido abrazo o chocando las manos. Pero después de un divorcio, puede sentir la ausencia de estas pequeñas alegrías cuando sus hijos están con su otro padre.

Puede ser que compartir los momentos más pequeños sea más difícil que unirse por los logros de objetivos más grandes de sus hijos.  Los grandes eventos a veces pueden suavizar la tensión entre los padres de familia porque a menudo son asuntos públicos. Puede ser más fácil evitar el conflicto cuando se dan las mejores conductas por otros padres o miembros de la familia extendida.

Pero compartir los logros diarios requiere que los padres se comuniquen directamente entre sí. Comunicarse de esta manera requiere que los padres de familia reconozcan que el regocijo en sus hijos debe ser una interacción separada de otras tensiones que podrían estar causando conflicto. Usar una plataforma neutral que separe las diferentes categorías de comunicación puede ayudar a los padres a compartir momentos como estos.

Involucre a su hijo/a

Los niños también pueden estar tristes por la ausencia de su otro padre cuando celebran los logros menores y mayores. Antes podían recurrir a ambos padres y compartir su alegría, pero ahora puede que no tengan la misma oportunidad al vivir en dos hogares separados.

Cuando existe un conflicto entre los padres, los niños pueden sentirse no aptos para hablar de uno de los padres cuando están en compañía del otro. Desafortunadamente, esto significaría que los niños no están cómodos compartiendo algo alegre que ocurrió mientras estaban con el otro padre. Contrarreste esta presunción desde el principio. Si su hijo/a comparte una historia feliz de su tiempo con su otro padre, conéctese con ellos como lo haría con cualquier otra historia. Si su compañero/a de crianza comparte un momento divertido de su tiempo con los niños, pídale a su hijo/a que le cuente con sus propias palabras. Que ellos vean su deseo de escuchar de los momentos divertidos con su otro padre permitirá que sus hijos se sientan cómodos compartiendo momentos felices con usted.

Comience poco a poco

Participar en celebraciones más grandes unidos puede estar fuera del alcance para usted y su compañero/a de crianza si su divorcio es reciente. Al invitar a la celebración de regreso a su vida cotidiana, está bien comenzar de forma pequeña con una imagen ocasional o una breve anécdota. Quedarse dentro de su zona de comodidad cuando se trata de una comunicación "no esencial" con su el otro padre puede ser a veces la mejor ruta si su crianza compartida ha tenido un comienzo difícil.

Cuando esté listo/a para comenzar a compartir el ámbito más pequeño de las celebraciones cotidianas con su compañero/a de crianza, comience por compartir de una manera que no descarrile los esfuerzos de comunicación. El diario en OurFamilyWizard es solo un ejemplo de una herramienta que puede ayudar a los padres a compartimentar diferentes aspectos de su comunicación de crianza compartida. Compartir un momento memorable junto con las discusiones sobre la programación de la custodia o los gastos compartidos puede parecer inapropiado, por lo que puede ser útil tener un lugar separado donde usted y su compañero/a ce crianza puedan ingresar dichos detalles.

Darle la bienvenida a la celebración a su vida una vez más después de un divorcio quiere decir celebrar momentos grandes y pequeños, ya sea que sucedan cuando su hijo/a esté con usted o con su compañero/a de crianza. Adaptarse a no ver más a sus hijos todos los días puede parecer una tarea imposible, pero poder alegrarse en los logros cotidianos con sus hijos cuando esté con ellos facilitará el camino.