Hablar Con Adolescentes Sobre El Divorcio

Criar a un adolescente puede ser una experiencia complicada para cualquier padre. Adolescentes ansían la independencia, pero siguen siendo muy dependientes de sus padres. Mientras que quieran separarse de su infancia, ellos todavía necesitan la estabilidad del hogar. Cuando la estabilidad en el hogar es interrumpida por la inminencia de un divorcio, el mundo de un adolescente puede ser rápidamente volteado al revés. La manera en que los padres hablan con los adolescentes sobre el divorcio tendrá un impacto en la forma en que los jóvenes manejar la noticia inicialmente y avanzar en la nueva estructura familiar. Aquí están algunas sugerencias para hablar a los adolescentes sobre el divorcio.

Compartir las noticias temprano y háganlo juntos

Al hablar con los adolescentes sobre el divorcio, es importante no sorprenderlos ni retener demasiada información. Como padres, asegúrese de compartir la noticia juntos. Entregar el mensaje como un frente unido para ayudar a tranquilizar a sus hijos adolescentes que aunque su matrimonio está terminada, ustedes todavía están unificados como una familia para siempre. Planee un tiempo para decir a sus adolescentes sobre su divorcio que permite unos días para que puedan afrontar la noticia fuera de la escuela u otros eventos que están comprometidos a asistir. Considere la posibilidad de hacerlos en un viernes por la noche antes de un fin de semana o durante las vacaciones de verano cuando tienen más tiempo fuera de la escuela. También, no espere para decirles hasta antes de muchos cambios comienzan a ocurrir. Hable con sus adolescentes acerca de su inminente divorcio un par de semanas de antelación. Esto les dará más tiempo para procesar lo que está por venir como uno de los padres se muda a una nueva casa. Déles tanta información como usted pueda sobre cómo su divorcio va a afectar sus horarios y rutinas. Esté abierto para contestar cualquier pregunta que sus adolescentes tienen acerca de su divorcio, pero tenga cuidado de no entrar en detalles que pueden herir sus sentimientos o hacerlos aún más molesto. Usted probablemente estará contestando sus preguntas sobre el divorcio durante muchas semanas por venir, así que prepárese para las conversaciones sobre lo que está sucediendo.

Esperar una fuerte reacción

La forma en que los adolescentes reaccionan a la noticia de un divorcio puede ser muy diference a cómo la reacción de los niños. Los niños más pequeños pueden llorar, pero no podrían entender completamente lo que el divorcio significa. Adolescentes, por el contrario, tienen una tendencia a ser más egoísta y temperamental. Cuando adolescentes escuchan que sus padres obtienen un divorcio, su primera reacción puede ser más acerca de cómo les afectará a ellos personalmente. Pueden volverse enojados al principio, luego pueden ser bastante distante y quieren ser dejados solos. Esto no es fuera de lo común, pero podría venir como una sopresa si usted no está preparado para ello. No presione a su hijo a hablar sobre sus sentimientos si no están listos todavía. Déles bastante espacio para tratar la situación solos mientras sigue manteniendo un ojo sobre ellos. Los adolescentes pueden rebelarse más ahora que antes y se pueden probar su paciencia. Divorciarse no debería significar que las reglas han cambiado, así que mantenga hacerlas cumplir. Sin embargo, usted no quiere ser demasiado duro con ellos si no han hecho naca que lo requiera. 

Mantener una rutina estable

Una vez que haya compartido la noticia de su divorcio son sus adolescentes y haya tratado con su reacción inicial, es hora de empezar a pensar en el futuro. Mantenga su rutina la más normal y constante como sea posible. Esto significa que les permite mantener asisten a la misma escuela, participar en las misma actividades extracurriculares, y pasar tiempo con los mismos amigos. Si algún aspecto de esto no es posible debido al cambio necesario como mudar a nueva casa, tómelo lento. Si el movimiento pedirá que su hijo a cambie escuelas, les permite por lo menos terminar el semestre o año escolar donde están ahora. Si es posible, mantenga su rutina de días festivos y otras ocasiones especiales tan normal como sea posible, pero otra vez, si debe cambiar, prepárelos para ella. 
Hablar con ellos sobre lo que el plan para esos días será de antemano para que tengan tiempo para preparase mentalmente. Por último, encuentre el tiempo cada día para recordar a su hijo que usted siempre está con ellos y todavía les ama de la misma. Tanto como tratan de apartar, todavía ansían se aceptación y cariño. Si lo muestra a través de cocinar sus comidas favoritas para la cena o enviar un texto rápido sólo para decir "Estoy pensando en ti", no pasará desapercibido. 
 
Hablar con los adolescentes sobre el divorcio puede ser bastante difícil, pero es importante ser abiertos con ellos sobre la situación que se enfrenta a su familia. Como los padres, dígales temprano y hágalo juntos para transmitir el mensaje de que siguen siendo un equipo. No sea asustado por la reacción intensa que sus hijos adolescentes puedan tener a esta noticia, pero esté preparado para estar allí para ellos con su amor y apoyo. Por último, mantenga su rutina tan constante como sea posible para ayudar a hacer la transición hacia la nueva estructura familiar tan suave como sea posible. 
Al hablar con los adolescentes sobre el divorcio, ellos pueden tener muchas preguntas sobre el horario familiar tal como cual uno de los padres se quedarán durante su próximo cumpleaños o lo que pase durante las vacaciones de verano. Utilizando una herramienta como el calendario de OurFamilyWizard®, usted y el otro padre pueden mantener un diálogo abierto con sus hijos adolescentes con respecto al horario familiar. Esto podría incluir el horario de custodia, de días festivos, y mucho más. Aprenda más acerca de cómo utilizar el calendario de OFW® para mantener a sus hijos adolescentes en su rutina normal.