Mudarse Con Hijos Después del Divorcio

A family gets ready to move to a new home.

Mudarse a una casa nueva es difícil para los niños en cualquier situación. Se sienten conectado al espacio en el que han pasado mucho tiempo y han hecho muchos recuerdos. Cuando los padres se separan o se divorcian, típicamente hay un traslado de uno de los padres o la familia entera. Aunque estas decisiones son buenas para la salud de la familia, los hijos probablemente no estarán de acuerdo. Mudarse con hijos después de un divorcio va a tener sus retos, pero hay cosas que puede hacer para aliviar el estrés y la confusión para los niños. Aquí están unas cosas que hacer cuando se muda con hijos después del divorcio. 

Conozca las leyes de su estado. Esto es muy importante para ellos están considerando la posibilidad de mudarse a un lugar que no está cerca de donde vivían antes del divorcio. Cada estado de los Estados Unidos tiene sus propias leyes sobre la custodia de los hijos y no está seguro de que las leyes son las mismas en cada estado. En unos estados, se requieren los padres con custodia notificar el otro padre por escrito sobre una mudanza para darle una oportunidad para objetar la decisión. Por otro lado, otros estados tienen leyes más informales sobre las mudanzas. Conocer las leyes de su estado es muy importante, pero también es bueno entender su acuerdo de custodia en el caso que hay detalles específicos que afectan sus planes para mudarse. 

Haga una buena decisión sobre la casa. La casa es un punto de contención en un divorcio. Ambos partes se sienten conectados a la casa y probablemente uno o ambos quieren permanecer ahí. Las propiedades son unos de los activos más grandes compartidos entre las partes durante un divorcio y tal vez ninguna de las partes puede mantener una casa por sí misma. Debería consultar con un profesional financiera que especializa en divorcio. Su profesional le puede ayudar a entender los pros y las contras de mantener su casa. Tomar una decisión sobre la casa durante un divorcio puede ser muy emocional para todos los involcrados, pero es importante sopesar todas las opciones y hacer lo que es mejor para su familia. 

Tenga confianza. Antes de mudarse con sus hijos, tiene que estar muy seguro en su decisión de divorciarse. Tener dudas sobre su divorcio y mudarse rápido puede crear más estrés y daño emocional para sus hijos. Con el otro padre, planifique con anticipación para su conversación sobre el divorcio y la mudanza con sus hijos. Debería tener ideas de lo que quiere decir y cómo quiere explicar la situación en palabras que sus hijos entienden. Aunque va a ser muy difícil para tener esta conversación, mantenga su confianza en su decisión. Puede explicar los planes para la mudanza y cuando ellos van a vivir con usted y el otro padre. Si usted tiene una perspectiva positiva sobre la mudanza, puede ayudar a sus hijos sentir mejor sobre los cambios que vienen. 

Ayúdeles a sentir cómodos en ambas casas. Si usted y el otro padre están compartiendo la custodia de sus hijos, ellos van a compartir su tiempo entre dos casas. Las casas pueden ser nuevas o familiares, pero cualquiera que sea la situación, sus hijos necesitan sentir cómodos en ambas. Déjeles decorar sus propias recámaras. Esto puede ser una manera divertida para ayudar a sus hijos sentir mejor sobre dormir en un cuarto nuevo. Ayúdeles sentir felices en una casa nueva por hacer otras cosas divertidas tales como jugar, mirar películas, cocinar sus cenas favoritas, y más. Si sus hijos tienen que hacer las transiciones entre las casas durante los intercambios del tiempo de custodia, esté seguro de que tienen todo lo que necesitan para sentir cómodos.

Déjeles adaptarse al cambio. Una mudanza y un divorcio son cambios muy grandes para un niño. Niños muy jóvenes podrían tomar menos tiempo para adaptarse porque no tienen tantos recuerdos a la casa anterior. Niños más grandes probablemente van a tener más dificultades con la mudanza, especialmente si tienen que cambiar escuelas o vecindarios. Mantenga su confianza y actitud positiva. Asegúrelos que van a conocer nuevos amigos y sus otros amigos todavía pueden estar en sus vidas. Mientras que esto puede ayudar un poco, ellos van a necesitar tiempo para adaptarse a todos estos cambios. Déjeles adaptarse en sus propios términos. Trate de hablar de sus sentimientos acerca de la situación con frecuencia, pero también, déles espacio si no quieren hablar mucho en el momento. Mantenga un ojo sobre ellos para asegurar de que no están haciendo decisiones malas. Si usted nota algo que preocupa, considere hablar con alguien como una terapista o un consejero escolar. 

Aunque esto puede sentir muy difícil al principio, mudarse con hijos después del divorcio es un paso hacia su futuro como una familia. Es un proceso que puede tomar mucho tiempo, pero una vez que está colocado, usted tendrá una oportunidad para empezar a crear recuerdos nuevos en su espacio nuevo.