Enfrentar Con Un Ex-Cónyuge Que No Coopera

A busy mother looks worried at her computer as her children play around her.

La crianza en general es una tarea difícil. No es precisamente fácil el ser plenamente responsable del bienestar de otro ser humano. Cuando dos padres trabajan juntos para criar a sus hijos en un ambiente feliz y sano, el acto de la crianza podría sentirse menos agobiante. A pesar de que esto puede ser cierto en algunos casos, sin duda no es la situación en que muchas familias en todo el país se encuentran.

De acuerdo con un informe de la oficina de censo de los Estados Unidos desde 2011, más de la cuarta parte de los niños menores de 21 años en los Estados Unidos vivían con un solo padre. Este número se ha mantenido relativamente constante durante la última década, al igual que en 1995, la misma encuesta encontró que 3 de cada 10 niños viven con un solo padre. En muchos de estos casos, el divorcio o la separación probablemente ha sido la causa que crea un hogar monoparental. No todos los padres que han pasado por el divorcio ni la separación se encuentran en una situación de hogar monoparental, pero cuando un ex-cónyuge no coopera, puede hacer sentir al otro padre más como un padre soltero en lugar de estar comprometidos en una colaboración de crianza. Estar en la situación con un ex-cónyuge que no coopera o totalmente esta ausente no es una situación de ideal, pero hay cosas que se pueden hacer con el fin de que esta situación sea mejor para usted y sus hijos. Algunas de estas cosas incluyen el apoyo a sus hijos emocionalmente y físicamente, haciendo lo mejor de sus recursos disponibles, y cuidando de su propio bienestar.

Si usted esta comenzando el proceso de separación o se ha divorciado desde hace bastante tiempo, la crianza compartida está llena de momentos de incertidumbre, especialmente si su ex-cónyuge es poco cooperativo. Como padre no es el único que está experimentando sentimientos de incertidumbre, lo más probable es que sus hijos lo están por igual. Si el otro padre no coopera o está fuera de la imagen por completo, sus hijos sentirán fuertemente su ausencia. Nunca fue su elección ser colocados en una situación en la que uno de sus padres no es parte activa de su vida, aun así deben avanzar de una manera u otra. Para ayudar a sus hijos a atravesar tiempos difíciles de una manera saludable, necesitan una buena cantidad de apoyo de usted para sustentar su salud emocional y física. Ayude a sus niños a mantenerse saludables emocionalmente al permitir que ellos compartan sus sentimientos con usted, no importando cuáles sean esos sentimientos. Ellos deben sentirse libres para hablar acerca de lo que hay en su mente sin temor al juicio o el ridículo, incluso si lo que quieren hablar tiene que ver con el otro padre de familia. Cuanto se ha lo mucho el desee de que su hijo tenga los mismos sentimientos acerca de su padre progenitor como usted lo hace, usted no debe esperar que ellos lo hagan. A los niños se les debe permitir dejar que sus sentimientos y pensamientos evolucionen con el tiempo, por lo que no se sorprenda si sus pensamientos acerca de el otro padre cambian a medida que se desarrollan. En cierto modo, la salud emocional está directamente vinculada a la salud física, así que cuanto más contentos sus hijos estén emocionalmente, más probable es que se sientan bien físicamente. Para promover aún más la salud física de su hijo, disponga a ellos una variedad de actividades divertidas que los mantenga activos, al igual que la práctica de deportes o fechas de juegos con amigos en un parque local. Estas actividades pueden ayudar a enfocar sus mentes en algo más que el estrés emocional que pueden estar sintiendo y al mismo tiempo estimular el aprendizaje de nuevas habilidades y hacer amigos.

La crianza compartida con un ex-cónyuge que no coopera añade estrés para usted y sus hijos, y parte de este estrés puede venir por la razón que no siempre disponen de la mayoría de recursos a la mano. Cuando sólo hay un ingreso y varias personas deben ser atendidas, las cosas pueden comenzar a sentirse bastante apretadas muy rápidamente. Los pagos de manutención pueden desempeñar un papel positivo en la crianza de los hijos después del divorcio, ya que ayudan a proporcionar mas recursos a el padre con custodia para mantener a los niños. Si recibe pagos de manutención infantil, utilize estos fondos con prudencia en cosas como alimentos, ropa y otros suministros para sus hijos. Haga un presupuesto de estos fondos para que los pueda extender lo mas largo posible. También, si comparte la custodia con un ex-cónyuge poco cooperativo, es posible que desee pensar en invertir en algunos elementos adicionales para sus hijos. Por ejemplo, un día de ciclismo podría ser fácilmente arruinado si usted descubre que el casco de su hijo está en su otra casa, y su ex-cónyuge no está dispuesto o es incapaz de entregarlo. Incluso aun sin ser el casco favorito de su hijo, que conveniente es tener un segundo casco  en su casa que puede salvar el día. Tiendas de segunda mano a menudo proporcionan una variedad de artículos de buena calidad a un bajo costo. Además, mantenga sus ojos abiertos en las promociones que aparecen ocasionalmente en cosas como la ropa de los niños o de artes manuales. Usted puede ahorrar algo de dinero en estos artículos haciendo compras en el momento adecuado.

Mientras que usted esta haciendo todas estas cosas para sus hijos para facilitar las cosas en ellos, no se puede olvidar de tomar algún tiempo para cuidar de sí mismo. Crear un ambiente feliz y saludable para su familia y prosperar es mucho mas difícil hacer si no está bien usted mismo. El ejercicio regular y una alimentación saludable pueden ayudar a sentirse mejor físicamente, y puede compartir estas partes de su rutina con sus hijos. Salga a caminatas o paseos en bicicleta juntos en un parque local. Muestre a sus hijos cómo hacer una comida nutritiva cocinando juntos.  Cuando no esté con sus hijos, haga cosas que le hagan sentir bien. Pase tiempo con buenos amigos, o trabaje en un proyecto que ha estado esperando completar. Algo mas es probar cosas nuevas que también pueden añadir algo de emoción necesaria a su vida. Puede intentar algo simple, como cocinar una nueva receta para la cena, o aprender de un nuevo ejercicio, incluso puede tomar un mayor salto hacia nuevas cosas como tomar una clase de noche en una nueva materia, cortarse el cabello de una manera diferente, o pintar alguna habitación de su casa con un nuevo color. Conocer nuevas personas o incluso salir en citas es siempre emocionante, pues si usted se siente en un buen lugar para dejar que nuevas personas entren a su vida, eso puede ser algo en que considerar.

Puede que no sea fácil o divertido trabajar con un ex-cónyuge que no coopera, sin embargo hay una multitud de familias que son parte de esta realidad, hay que hacerlo de una manera u otra. Ser capaz de ofrecer apoyo emocional y físico a sus hijos promueve un estilo de vida saludable en su vida. Aprovechar al máximo los recursos disponibles ayudan a prepararse para lo que venga. Por último, el cuidado de sí mismo y su propio bienestar le ayudara a ser más capaz de ofrecer el apoyo que sus hijos necesitan para su propio bien estar de ellos. Con todo, la crianza compartida con un ex-cónyuge que no coopera, o esta totalmente ausente no es lo ideal, aun incluso a través de los desafíos que pueden enfrentar, usted y sus hijos todavía pueden prosperar como una familia.


Oficina del Censo de EE.UU.. (2011). Custodia de padres y madres y la manutención de niños: Washington DC Obtenido 21 de julio del 2015, de: http://www.census.gov/content/dam/Census/library/publications/2013/demo/p60-246.pdf