Dear Marsha: Horarios de la custodia y el aprendizaje electrónico

En nuestra serie de Querida Marsha, la Dra. Marsha Kline Pruett responde a las preguntas enviadas por padres y madres sobre los asuntos relacionados a la crianza compartida.


 

Young girl uses her home computer to have a videoconference with her teacher.

La escuela para niños en todo el país han hecho la transición al aprendizaje electrónico donde asisten a sus clases diarias en línea. Durante las circunstancias normales de la escuela, mi compañero de crianza y yo seguimos un horario de recoger/dejar en la escuela. Ahora, con el aprendizaje de distancia que tiene lugar en casa, mi compañero cree que deberíamos volver a nuestro horario de verano, donde los intercambios tienen lugar en otros lugares de reunión designados.

¿Cómo debemos como compañeros del cuidado compartido manejar nuestro horario de intercambio de tiempo de crianza si no hay una necesidad de hacer estos intercambios en la escuela o la parada de autobús?

 

Padres han tenido un suspiro de alivio y otros de consternación, ya que muchas escuelas decidieron permanecer cerradas por el resto del año escolar. Claramente, esta es una situación que trae muchos tipos de sentimientos. Lo dejaremos para una pregunta dirigida a mí o para otro día de blogs. Por ahora, veré la pregunta sobre cómo gestionar los horarios de intercambio sin  escuela para intervenir como un aspecto neutral

Hay dos formas de pensar en esto

  1. Cuando pueda continuar con seguridad para que su hijo se mueva entre casas regularmente, querrá crear un nuevo lugar neutral. Siempre está el estacionamiento de Dunkin Donuts. O haga que uno de ustedes conduzca a la casa del otro, puede estacionarse en la calle y dejar que su hijo salga del automóvil solo si es lo suficientemente mayor. Si tiene un niño pequeño, reúnase en un lugar donde minimice las posibilidades de entrar en una discusión porque otras personas esten cerca. Una estación de gasolina puede proporcionar una alternativa conveniente. O un estacionamiento de la tienda de comestibles.

    Use sus máscaras, que ayudan a minimizar la conversación y acuerden mantener seis pies de distancia según las normas de seguridad. Esto proporciona un mandato claro de no tomar demasiado tiempo o tener conversaciones innecesarias. Si necesita compartir información, anótela con anticipación y tenla lista para entregarla, en lugar de hacer un informe verbal.
     

  2. Considere hacer menos transiciones y tener contacto más separado. Uno de los padres puede estar de acuerdo en ver menos al niño si usted pone por escrito que una vez que la vida vuelva a ser semi-normal, va a reponer el tiempo. Sea específico en su oferta para ganar cooperación. Por ejemplo, puede aceptar que una vez que sea seguro, ofrecerá cuatro fines de semana seguidos en lugar de cada dos fines de semana, y/o que agregará dos semanas de vacaciones al año siguiente.

    Piense cuidadosamente si su hijo está verdaderamente más seguro viendo menos del otro padre, o si está usando una oportunidad conveniente para minimizar su contacto. Este es un momento en el que todos necesitamos unirnos para ayudar a cada familia a mantenerse física y económicamente saludable, y eso puede requerir más cooperación de la que hemos hecho en el pasado.


 

Haga esta encuesta de crianza compartida & envíe sus preguntas para Marsha

Ayude a la Dra. Marsha Kline Pruett con su investigación sobre cómo es la crianza compartida entre diferentes familias al completar esta encuesta. Todos los envíos son completamente anónimos.
 

Haga la encuesta

 

Dr. Marsha Kline Pruett

Acerca de la Dra. Marsha Kline Pruett

Marsha Kline Pruett es la profesora Maconda Brown O'Connor en la Escuela Smith College de Trabajo Social. Ella tiene un doctorado en Psicología Clínica/ Comunitaria, y maestrías en servicios psicológicos en educación y en estudios legales, también es Diplomada en Psicología de Parejas y Familia.

Tiene 30 años de experiencia en la práctica, especializándose en asesoramiento de parejas y consulta de crianza compartida, así como en diseño de intervenciones y evaluación. Ha publicado extensamente para audiencias profesionales y laicas, incluyendo dos libros (Your Divorce Advisor and Partnership Parenting). Su investigación y escritos se centran en las relaciones de pareja antes y después del divorcio; la co-crianza; participación del padre; y el conflicto familiar.

Ella está involucrada en proyectos de asesoría e investigación que abarcan el apoyo a las intervenciones de participación del padre; la evaluación de programas de crianza en línea; y modelar programas alternativos de resolución de disputas que ayudan a las familias a resolver disputas fuera del sistema confrontación.