The Our Family Wizard Blog

The Importance of Family

Share

A solas durante las temporadas de fiestas - Afrontando el tiempo compartido durante la temporada de invierno

Las temporadas de fiestas deben ser disfrutado sin estrés o tristeza.

Las temporadas de fiestas son uno de los temas más debatidos cuando se trata con los tiempos compartidos, y por buenas razones. Para muchos, las temporadas de fiestas que ocurren dentro de la temporada del invierno pueden ser de igual manera alegres y estresantes, ya que traen a los padres ya ocupados proyectos adicionales y diligencias con plazos muy ajustados. Las familias hacen estas tareas anualmente por la recompensa - los niños eufóricos, la unión, el regocijo en la familia, todo esto vale la pena. Pero si está recién separado o divorciado, navegar las temporadas de fiestas durante el invierno puede ser un campo minado. Acostumbrados a la rutina de ver a sus hijos en cada temporada de fiestas, los sentimientos de los padres pueden volverse deprimentes a medida que contemplan no poder ver la alegría de sus hijos al verlos abrir los regalos el día de navidad. 

Sin embargo, dividir las temporadas de fiestas entre los padres es una realidad innegable para muchas familias divorciadas. Nadie espera que los padres estén eufóricos por celebrar apartados de sus hijos, y en ocasiones los padres deberán simplemente reconocer sus sentimientos y no preocuparse por las formas en las que se liberan de sus miedo. Pero si está buscando maneras de regocijarse aún durante las temporadas de fiestas, incluso si no las va a celebrar por el momento con sus hijos, aquí hay algunas sugerencias. 

Organizar una fiesta

Estar apartados de sus hijos durante las temporadas de fiestas no precisamente le pondrá de humor para la celebración. Pero si aún desea conectarse con familiares y amigos, organizar una fiesta o incluso una pequeña hora de cóctel puede ser una excelente manera de rodearse de las personas que ama. Muchos padres pueden haberse mudado recientemente debido a su separación o divorcio y organizar una fiesta también puede ser una gran oportunidad para presentar su nuevo hogar a la familia. Además, las preparaciones adicionales de una fiesta pueden ser una distracción efectiva de los sentimientos cabizbajos de estar apartados de sus hijos.

Incluso cuando organizar una fiesta no es una posibilidad, tal vez por que su nuevo hogar es demasiado pequeño para su familia de multiples generaciones o demasiado lejos para que las personas puedan viajar cómodamente. Ofrecer su ayuda a un miembro de la familia o amigos que está organizando una fiesta puede lograr el mismo objetivo. Los anfitriones, frecuentemente sobrecargados con las diferentes facetas de organizar una fiesta, recibirán un par de manos adicionales para limpiar, preparar la comida y colgar las decoraciones.

Explore su ciudad

Para muchos padres, hacer o asistir a una fiesta estará más allá de sus habilidades y deseos. Estar rodeado de personas, sin importar lo cerca que se encuentren de ellas, a veces puede ser demasiado abrumador cuando se siente triste. Eso no significa que tiene que encerrarse en su casa, cerrar las cortinas y tocar la melodía más positiva posible en repetidas ocasiones mientras se toma ese delicioso chocolate caliente que logró esconder de sus hijos.

Dependiendo al tamaño de su ciudad, muchas empresas y atracciones turísticas aún pueden estar abiertas durante las temporadas de fiestas. Busque en línea los horarios de días feriados para museos, monumentos y otras atracciones en su área. Cuando reside en una ciudad por un largo tiempo, es fácil pasar por alto lugares turísticos, y si recientemente se mudó a una nueva área después de su divorcio, es posible que ha estado demasiado ocupado/a para apreciar realmente sus nuevos alrededores. Incluso si no vive en una gran ciudad con la población para apoyar que las empresas permanezcan abiertas durante las temporadas de fiestas, aún puede explorar las áreas naturales de su ciudad. Familiarícese con los parques, lagos, ríos y otras atracciones naturales de su vecindario. Explorar su ciudad también significa que puede compartir cualquier descubrimiento con sus hijos en otro momento.   

Sea voluntario en su comunidad

Si desea compartir su tiempo con quienes lo necesitan, el ser voluntario durante las vacaciones puede ser una gran opción para los padres. No solo le ayudará a mantenerse ocupado/a mientras sus hijos estén con su otro padre, ser voluntario es una actividad que se puede extender más allá del turno ocasional de 4 horas durante el mes de diciembre. Considere comenzar una tradición de ser voluntario quincenal o mensual durante la temporada de fiestas de este año. Algunas oportunidades también darán la bienvenida para incorporar a los niños con la edad adecuada a su lista de voluntarios, por lo que también tiene la opción de incluir a sus hijos en el futuro y desarrollar un hábito saludable de devolver a la comunidad.

Hay muchas organizaciones que pueden ayudarle a encontrar oportunidades de ser voluntario en su área. Busque en linea oportunidades para comenzar, pero también puede consultar las listas de su comunidad local u organizaciones religiosas.  

Pasar tiempo apartados de sus hijos durante las temporadas de fiestas será difícil. La familia y los amigos pueden ser un gran sistema de apoyo para adaptarse a las nuevas demandas de la crianza compartida. Rodéese de la compañía de aquellos con los que está cerca, lleve a un amigo a una pequeña aventura y explore su ciudad, o devuelva a su comunidad ofreciéndose como voluntario para una organización local que necesita su apoyo. No importa cómo termine celebrando este invierno, asegúrese de cuidarse a si mismo.